Buscar
  • certamenfotografia

Lograr buenas fotografías durante un partido de beisbol

Actualizado: 4 de oct de 2020




Te presentamos una pequeña guía o consejos que te pueden ayudar para lograr buenas fotografías durante un partido de beisbol. No importa si el juego es de amateurs o de profesionales, existen unas guías generales.

Debes conocer las reglas y cómo se juega el beisbol. El conocer bien el juego y los jugadores destacados de cada equipo te ayudará a prepararte previamente a muchas jugadas y lograr dramáticas fotografías.


Conocer el estadio donde se jugará y el pronóstico del tiempo durante el juego. Esto te ayudará para saber qué equipo fotográfico debes llevar. Cargar con equipo que no utilizarás, te será de mucha molestia y te podrá dificultar el trabajo.

Revisa tu equipo antes de salir. Asegúrate de tener las baterías cargadas y las tarjetas de memorias vacías. Una lente de 200 mm (o un zoom de 80-200 mm), una lente 300 mm o más grande son un buen equipo. Es importante que conozcas muy bien tu cámara y el equipo adicional, cómo funciona para no perder tiempo, ni jugadas importantes y logres esa fotografía que deseas, con la exposición correcta. Un monopié, puede ayudar en tu trabajo.

Tu ubicación al realizar la fotografía puede afectar dramáticamente el resultado. Generalmente el llegar un tiempo antes al partido te permitirá lograr una mejor ubicación. Además, si llegas antes del partido podrás fotografiar primeros planos de jugadores que realizan prácticas de bateo, que esperan su turno al bate, practican fildeo, firman autógrafos o hablan con los fanáticos en las gradas. Una localidad donde no tengas personas al frente es ideal. Cuanto más cerca del campo de juego, mejor. Nunca interfieras en la línea visual de otro compañero fotógrafo.



Si el juego es de día, a pleno sol, nunca está de más una gorra, gafas, ropa fresca y líquido para hidratarte.

Si la apertura máxima de tu lente es alrededor de ƒ / 4.5. es posible que no puedas disparar a una velocidad de obturación lo suficientemente rápida para detener la acción, especialmente cuando el sujeto se encuentra en un área sombreada del campo. Sin embargo, debería estar bien para la acción en áreas soleadas, así que concéntrate en ellas. Una lente de 300 mm con una apertura máxima de ƒ / 2.8, es muy buena.

Lo que ocurre antes o después de una buena jugada, siempre es una fotografía interesante. Los jugadores mostrarán frustración o alegría. Un acercamiento que logre captar ese lenguaje corporal es muy bueno.

El capturar la pelota dentro de la acción, ya sea defensiva u ofensiva es magistral. El movimiento del bateador justo antes o después de hacer contacto con la bola. El receptor recibiendo la bola que falló el bateador. La bola justo antes de capturarla en el guante del jugador de los bosques o del cuadro. Una jugada cerrada en cualquiera de las bases del cuadro interior. Justo el momento en que el lanzador suelta la bola. El “out” en segunda y el lanzamiento a primera. Estas son algunas de las fotografías que debes lograr con la bola dentro de tu composición.

Por el contrario, un “violento” deslizamiento del corredor para evitar ser puesto fuera tiene suficiente dramatismo, que no es necesario captar la bola. Una discusión con el árbitro, una conversación en el montículo del dirigente con el lanzador. Son otras de las escenas en las cuales no necesitas fotografiar la bola.



Para captar congelamiento de jugadas es recomendable ISO rápidos, 1000 o un número más alto. Esto te ayudará a utilizar la velocidad de obturación más veloz, para detener la acción. Siempre cuidando el ruido en la fotografía, si no quieres que esté presente.

Fotografiar, con un buen acercamiento, expresiones (de agonía o éxtasis) de los fanáticos, jugadores o árbitros es muy interesante. La alegría después del último “out” para ganar el juego. La frustración del último “out” para perder el juego. Esas reacciones espontáneas producen buenas fotografías.


Una ojeada al “dugout” siempre es interesante. Allí pueden surgir muchas oportunidades fotográficas. También debes voltearte de vez en cuando para captar las reacciones del público.



Busca el momento decisivo. Si hay un pelotero en primera base, ubícate por esa área. Es probable que ese pelotero tratará de llegar a segunda base y allí, puede ocurrir una buena jugada. Trata de realizar esa fotografía. Si por el contrario, el pelotero está en segunda base, él tratará de llegar a tercera, ubícate por esa área para captar la jugada en tercera base. Recordando que siempre debes adelantarte a las jugadas, puedes enfocar la próxima base, establece tu velocidad y tu ISO, para cuando ocurra la jugada estés preparado. Esas fotografías son clásicas de béisbol y siempre son interesantes. Colocándote detrás del área del “home” podrás captar al lanzador de frente, tirando la bola. Un encuadre interesante es al lanzador de frente y el bateador, el receptor y el árbitro de espalda. Si además logras captar la bola en el aire es una toma exquisita.

El uso de disparos en ráfagas (tomas múltiples), unas fracciones de segundos antes del clímax de la jugada, te asegura el no perder la toma deseada.

También para darle variedad y riqueza a tu tarea fotográfica, experimenta con “blanco y negro” y velocidades lentas. Te ofrecerán otro tipo de fotografía.


Recuerda, esto es una pequeña guía o consejos que te pueden ayudar para lograr buenas fotografías. Ahora, para lograr el éxito, debes practicar y practicar.

LINSAY REVELL


17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo